Protección

El área de protección de la de la OIM actúa de manera transversal, apoyando a distintos equipos y proyectos de la organización, para asegurar que los factores de riesgo, vulnerabilidades y necesidades específicas de las personas migrantes sean tomados en cuenta en el diseño, implementación y monitoreo de las intervenciones. Entre las principales áreas de trabajo de protección, destacamos: 

Recolección y análisis de datos: sobre la base de la Matriz de Seguimiento de los Desplazamientos (DTM por sus siglas en inglés), la cual es una herramienta creada por la OIM para monitorear desplazamientos de población, el equipo de protección realiza ejercicios con la finalidad de generar una mejor comprensión sobre las características, necesidades y capacidades de grupos poblacionales inmersos en dinámicas migratorias. En el primer semestre del 2020, se llevó a cabo un ejercicio de caracterización de las personas que se encuentran bajo los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) en Ciudad Juárez.

Actualmente se está empleando la DTM para identificar el impacto que esta generado la pandemia SARS-CoV2 en la vida de las personas migrantes en ciudades fronterizas como Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez, Puebla y Tapachula.  Asimismo, el equipo de protección emplea diversas metodologías cualitativas para el monitoreo de las condiciones y contextos de las personas en situación de movilidad para la identificación de tendencias y priorización de las líneas de trabajo con socios y contrapartes.        

Protección de datos personales de personas migrantes: En seguimiento a talleres realizados con albergues  para migrantes y dada la importancia del debido tratamiento de  datos personales, el equipo de protección de  OIM  desarrolló una “Guía para la Protección de Datos Personales de Personas Migrantes en Posesión de Albergues”, la cual brinda herramientas prácticas que facilitan la elaboración de  un protocolo de protección de datos personales en conformidad con las reglas y obligaciones mínimas en la materia, fomentando los derechos y la integridad de las personas migrantes hospedadas en albergues.  La guía se ha socializado con distintos albergues quienes nos han brindado su retroalimentación y, por ende, han apoyado en el enriquecimiento de esta herramienta.

En esta misma línea se ha trabajado con diferentes programas de la OIM para fortalecer sus herramientas y prácticas para la protección de los datos personales de las personas beneficiarias.  

Guías de bolsillo: El desarrollo de guías de bolsillo tienen la intención de ofrecer orientación básica, adaptada a los contextos estatales y locales, para el uso por parte de cualquier actor, organización o persona brindando servicios a la población migrante, especialmente para los grupos en situación de vulnerabilidad. Estas guías proporcionan lineamientos para orientar la respuesta de distintos actores frente a situaciones de riesgo o posibles violaciones de derechos, en concordancia con el marco legislativo mexicano. Se ofrecen como un recurso para informar las mejores prácticas en la asistencia de niñez migrante, mujeres migrantes, o víctimas de trata. Entre los temas abordados por las guías se encuentran: asistencia para personas víctimas de violencia sexual o basada en género (VBG); asistencia para personas víctimas de trata; y el proceso de registro de nacimiento para la niñez mexicana de padres extranjeros. Ésta última, ha sido el resultado del trabajo conjunto y coordinado con UNICEF.  

Elaboración de protocolos:  El equipo de protección ha elaborado protocolos de respuestas en diferentes áreas temáticas y en colaboración con diversos actores para promover en enfoque de derechos en servicios proporcionados a población migrante, por ejemplo:  

Alojamientos temporales en hoteles, u “hoteles filtro”: son espacios para hospedaje temporal en la frontera norte que tienen como finalidad ofrecer a personas migrantes alojamiento mientras se responde a los requisitos de aislamiento en respuesta al COVID-19.  Los protocolos para responder a posibles situaciones con niñez migrante en estos espacios se desarrollaron en cercana colaboración con las subprocuradurías y Unicef, los relativos a incidentes de violencia basada en género se desarrollaron en colaboración con los institutos municipales y estatales de la mujer. 

Programa de Retorno Voluntario Asistido (RVA): en apoyo al equipo de RVA, protección desarrolló protocolos para la elegibilidad al programa por parte de los diferentes grupos de personas migrantes.     

Atención en terreno y fortalecimiento de capacidades: la unidad de protección de OIM también cuenta con personal en terreno, en ciudades claves de la frontera México-Estados Unidos, para monitorear las necesidades de la población migrante en contextos fronterizos y fortalecer el trabajo en redes. La presencia en estas ciudades permite asesorar, de manera objetiva, las distintas vulnerabilidades que presentan riesgos para la población, y facilitar respuestas rápidas en situaciones que ameriten protección urgente.   En esta misma línea, se trabaja y coordina con socios, contrapartes y aliados para reforzar tanto las habilidades técnicas como de las capacidades de respuesta.   

Generación de contenidos: el equipo de protección investiga y verifica información para generar contenidos relevantes que permitan y faciliten el acceso a servicios, como los son los mapas de servicios para personas migrantes y refugiadas, y las fichas de servicios. En este sentido, se han alimentado campañas informativas para la prevención de estafas a la población MPP y elaborado recomendaciones para la protección de personas migrantes en el contexto de COVID-19.